Elixires para el Alma

Ingresar

Publica tu cuento, poesía o poema.

Paraíso de Gabriela Mistral

Lámina tendida de oro,
y en el dorado aplanamiento,
dos cuerpos como ovillos de oro;

Un cuerpo glorioso que oye
y un cuerpo glorioso que habla
en el prado en que no habla nada;

Un aliento que va al aliento
y una cara que tiembla de él,
en un prado en que nada tiembla.

Acordarse del triste tiempo
en que los dos tenían Tiempo
y de él vivían afligidos,

A la hora de clavo de oro
en que el Tiempo quedó al umbral
como los perros vagabundos…

Autor: Gabriela Mistral

Category: Poemas

Tagged:

Deja tu comentario