Elixires para el Alma

Ingresar

Publica tu cuento, poesía o poema.

Mientras reflexionaba en silencio de Walt Whitman

Mientras reflexionaba en silencio,
repasando mis poemas, estudiándolos,
deteniéndome bastante rato,
se me apareció un Fantasma de aire receloso,
de terrible belleza, edad, y poder,
el genio de los poetas de antiguas tierras,
dirigiendo hacia mí sus ojos como llamas,
señalando con el dedo numerosos cantos inmortales,
y voz amanazadora, “¿Qué cantas? dijo,
¿No sabes que sólo existe un tema para los eternos bardos?
y ése es el tema de la Guerra, la fortuna de las batallas,
la formación de perfectos soldados”.
“Que así sea”, respondí, también yo,
altiva Sombra, canto a la guerra, a una más
larga y más grande que todas las demás,
sostenida en mi libro con diversa suerte, con vuelo,
avance y retirada, vacilante victoia postergada,
(pero segura parece, o casi segura, al fin,)
el campo es el mundo, por la vida y por la muerte,
por Cuerpo y por el Alma eterna, mira,
y yo también estoy aquí para cantar el canto de las
batallas, yo,por encima de todo,
insto a los bravos soldados.

Autor: Walt Whitman

Al jardín, al mundo de Walt Whitman

Al jardín, al mundo, asciendo de nuevo,
anuncio potentes compañeros, hijas, hijos,
significo y soy el amor, la vida de sus cuerpos,
contemplo con curiosidad mi resurección
después del profundo sueño,
los ciclos que giran en sus vastas órbitas
me han traído de nuevo, amorosos, maduros,
todos hermosos para mí, todos maravillosos,
mis miembros y el estremecido fuego que siempre corre
por ellos, por razones, las más maravillosas,
existiendo me asomo y penetro aún,
contento con el presente, contento con el pasado,
a mi lado o detrás Eva me sigue,
o delante, y yo la sigo.

Autor: Walt Whitman